ENTREVISTA | Águeda Montelongo

“Asier Antona presionó a cargos públicos del PP de Fuerteventura que no secundaron la gestora”

Fotos: Carlos de Saá.
Eloy Vera / Manuel Riveiro 1 COMENTARIOS 09/05/2017 - 08:27

- El pasado 12 de abril, el Partido Popular de Canarias anunció la creación de una gestora en Fuerteventura y que la apartaban de la presidencia. ¿Le han notificado la resolución?

- Sigo teniendo a día de hoy poderes como presidenta del PP de Fuerteventura, que no han sido revocados. Esto no es un club de chapas sino un partido político que se rige por los mismos derechos fundamentales que cualquier ámbito de la sociedad civil. Comparto muchas horas en el Parlamento sentada al lado de Asier Antona [presidente regional del PP] y Australia Navarro [secretaria general] y me pregunto qué mala fe hay para no entregarme la resolución y decirme: “Fírmame como que la recibiste”. No conozco los argumentos y lo único que sé es por los medios de comunicación. Quiero conocerlos porque tengo derecho a recurrir.

- Es decir, que va a impugnar la creación de una gestora en el PP de Fuerteventura.

- Sin duda. Recurriré a la instancia superior, que es el Comité nacional de derechos y garantías. Y si mi partido, que lo conozco bien después de 22 años militando, desde Nuevas Generaciones, dice que eso se puede hacer, le aseguro que estaríamos ante las últimas horas del Partido Popular. No he desobedecido una sola instrucción de mi partido, solo he cumplido con los estatutos. Lo que ha hecho esta gente, [el sector crítico], es fusilar la cerradura de la sede. Notifiqué a la dirección nacional, a Australia Navarro y a Asier Antona por burofax que no me hago responsable de lo que pueda faltar.

- ¿Cree que la gestora y la postura de Asier Antona tienen su origen en el apoyo que le dio a su rival por la presidencia del PP de Canarias, Cristina Tavío?

- Invito a que busquen cualquier pronunciamiento mío en el que me inclinase públicamente por una u otra candidatura. La organización de Fuerteventura era la que tenía que decidir, y no apoyó a Asier Antona.

- Pero en la elección a la presidencia regional del partido, Antona sólo perdió en Lanzarote.

- Fuerteventura votó a Cristina Tavío y yo también. Hay dos cuestiones: los compromisarios para el congreso y los votos a la presidencia. Aquí Asier Antona sacó 40 votos más, pero en compromisarios, de 65, yo saqué 50 para Tavío. Si la razón de que te monten una gestora es que apoyes a otro candidato creo que no tiene recorrido jurídico ni mucho menos ético. La honestidad debe ser un principio que se exija en la política. Tomamos la decisión de cumplir los estatutos, que prohíben la doble afiliación, y notificamos la baja a unas 70 personas, algunos cargos públicos de otros partidos. Advertimos que unas 23 personas, con doble militancia, se habían inscrito para votar y se nos dijo que o las dejábamos votar o se tomarían medidas. Sucede que validaron algo que no era correcto y ahora no quieren reconocerlo.

“Sigo teniendo el apoyo de los afiliados pero temo que con la gestora no haya garantías de igualdad en el congreso”

- ¿Le ha sorprendido que miembros del PP que eran amigos suyos, como la concejal Peña Armas o el senador Claudio Gutiérrez, hayan salido públicamente a defender la gestora designada por Antona?

- No voy a juzgar a esa gente porque los apoyé para que estuvieran donde están. Fíjese que Claudio Gutiérrez tiene hasta tres cargos (senador, consejero del Cabildo y concejal de La Oliva), y ha sido senador en tres ocasiones y siempre con mi empeño. Hay otros cargos públicos, que no han secundado la gestora, y que fueron llamados por Asier Antona, que o se ponían en la rueda de prensa [en la que un grupo de cargos pidieron esa medida] o no iban a tener oportunidad de estar en el partido. Fueron presionados por Asier Antona y le respondieron que iban a ser fieles a lo que creían, no a presiones. Se ha intentado montar un lío con 11 cargos públicos, que para mí no son nada en comparación con los más de 5.000 afiliados que tiene el PP de Fuerteventura, que son los importantes. ¿Cuántas veces ha oído quejarse del partido a Claudio, a Peña, a [la diputada nacional] Celia Alberto, o a [la concejal] Esther Hernández? ¿O eran partícipes de todo lo que se hacía y de repente, ante una llamada, una presión, deciden cambiar de posición?

- Le definen como una persona autoritaria y que no podía seguir siendo presidenta insular del PP. ¿No hace autocrítica, por ejemplo de los cambios de portavoz que ha tenido el PP en Puerto del Rosario, o de la desaparición de las listas del exdiputado Fernando Enseñat?

- Siempre suelo ser bastante autocrítica con lo que hago y estoy segura de que se pudieron cometer muchos fallos, pero los hicimos juntos, no yo sola. Todo lo llevo al comité de dirección. En el caso de Puerto del Rosario, quien pone y quita portavoz son los concejales y fue Peña Armas la que vota en contra de Jessica de León para que no sea portavoz. A mí me vienen con el lío de Puerto del Rosario. Todos querían cobrar, hablemos las cosas por su nombre. Peña quería liberarse, Jessica quería liberarse… nunca me había pasado, gente que llega a decirte: “Es que tengo una letra porque me compré una casa”. Esto es política, no una empresa de colocación. Les dije que el grupo municipal tiene autonomía e hicieron lo que quisieron. Quitaron a Jessica y pusieron a Carlos Figueroa, y no se liberó nadie. En el caso de Fernando Enseñat, es el comité local de Tuineje el que presionó, apoyado por Pájara, para que el sur tuviese presencia en las listas al Parlamento y se decidió poner a Esther Hernández de número dos y luego también de suplente al Senado. Se le ofreció a Enseñat el núme- ro tres al Parlamento y dijo que no lo quería, algo absolutamente respetable. José Manuel Soria quería imponer a Enseñat y, como el partido había respaldado el planteamiento de Tuineje, le respondió que si lo hacía nos retirábamos todos de las candidaturas, y reculó. Esa es la realidad. La gente está enfadada en la calle porque no han sido honestos. Dar esta apariencia para darle una levantada al partido, porque si no, no ganas un congreso insular, no es honesto.

“Han intentado montar un lío en el PP de Fuerteventura con 11 cargos públicos, que no son nada en comparación con los más de 5.000 afiliados”

- A tenor de sus palabras, no piensa tirar la toalla, y se presentará al congreso de junio para volver a presidir el partido.

- Solo tiro la toalla en la playa. En la vida unas veces las cosas te salen bien y otras mal, ¿pero rendirte? Soy hija de Fuerteventura y esta tierra ha pasado mucho. Soy de esa generación que tuvo la suerte de que llegase el turismo y nuestros padres nos mandaron a la universidad. ¿Ahora vienen a decirme que nos intervienen y que nos ponen una gestora con un presidente de Gran Canaria y una secretaria de Tenerife? Es que no nos conocen bien. A los majoreros no nos gusta que todavía a día de hoy nos vengan a decir lo que tenemos que hacer. ¿Es que no hay nadie aquí para llevar el partido? Se han equivocado Asier Antona y Australia Navarro. Me ha parecido una humillación tremenda y que aquí haya personas que los han secundado...

- ¿Cree que va a tener el respaldo de los afiliados del PP?

- El apoyo de los afiliados lo sigo teniendo, no ha cambiado nada. Me sigo reuniendo con los afiliados y seguimos trabajando. Lo único que quiero poner encima de la mesa es ¿qué garantías tenemos? Porque todo apunta a que se monta la gestora para controlar, porque si no, no ganan un congreso. Temo que no haya garantías de igualdad para celebrar el congreso.

- ¿Qué le parece un Partido Popular de Fuerteventura presidido por Fernando Enseñat y qué papel cree que juega Domingo Pérez?

- Al congreso, cuanta más gente se presente mejor. Eso es pluralidad, abrir el partido, que la gente pueda movilizar a los afiliados. Eso es bueno. Lo que sí planteo es que se ha montado una gestora sin razón ninguna, dando la apariencia de que estaba pasando algo, cuando no es verdad, lo que hace que me pregunte si vamos a tener garantías de que se celebre el congreso con todas las de la ley.

“¿Ahora vienen a decirme que nos intervienen y que nos ponen una gestora con un presidente de Gran Canaria y a una secretaria de Tenerife? Me ha parecido una humillación tremenda”

- Poco antes de que se nombrase la gestora, el exsecretario insular Carlos Figueroa hablaba de posibilidades de un acuerdo con el Partido Progresista Majorero (PPMajo). ¿Estaría dispuesta de llevarlo a cabo si vuelve a ser presidenta del PP?

- ¿Qué es lo que he hecho en ocho años sino integrar a los miembros del Partido Progresista Majorero en el PP? ¿De dónde vienen Esther Hernández y Paco Artiles? Eran cargos con el PPMajo y los volví a traer al PP. ¿De dónde viene Gustavo Berriel? En estos ocho años no he hecho otra cosa que fortalecer el Partido Popular, que se rompió en dos mitades. Toda esa gente tiene que volver al PP porque son del PP, y Domingo González está inhabilitado. No hemos hecho otra cosa que abrir las puertas del partido, pero una cuestión bien distinta es que gente afiliada a otros partidos tome partido en las decisiones internas.

- Se espera que el Partido Popular termine entrando en el Gobierno autonómico con Coalición Canaria. ¿Cree que ese posible acuerdo se puede trasladar a las instituciones majoreras?

- Espero que mi partido no cometa el error garrafal de demostrar que está tan ansioso y desesperado de entrar en un Gobierno a cualquier precio. Estamos a mediados del año 2017 y nos queda 2018, apenas año y medio, porque luego viene la campaña electoral. Si mi partido comete ese error lo pagará en las elecciones.

“Espero que mi partido no cometa el error garrafal de entrar en el Gobierno de Canarias a cualquier precio”

- ¿Cuál va a ser el papel de Águeda Montelongo en el Cabildo después de haber renunciado a ser portavoz? ¿Ha habido movimientos para desplazar al PSOE y entrar a gobernar?

- Renuncié a la portavocía de forma coherente, porque los otros consejeros perdieron la confianza en mí. Sigo en el Cabildo ejerciendo de consejera, igual que en el Parlamento con la actividad que se me asigne. Lo que oigo es que Marcial Morales está muy contento con el PSOE, lo dice pleno tras pleno, y además es muy divertido ver que hay un consejero de Nueva Canarias que siempre se ofrece para entrar en el gobierno.

- La Águeda Montelongo de la época de Mario Cabrera en la presidencia del Cabildo era supercrítica, y ahora con Marcial Morales no se ve esa misma actitud. ¿Es porque lo está haciendo bien o porque en el fondo no le importaría una alianza?

- No, la mendicidad en política da pena. No creí nunca tener que decir esto: Mario Cabrera era una persona muy borde, muy malcriada, que no respetaba la oposición y que ni siquiera nos permitía ejercerla. Pero qué le vas a decir a Marcial Morales si no hace nada. El Cabildo ha perdido liderazgo, algo que nunca imaginé que tendría que decir, entre otras cosas porque se reconoce que antes, en el fondo, sí lo había. Pero soy justa y creo que objetiva. En la mesa de contratación no hay una sola adjudicación, no hay actividad, no hay proyectos, Feaga pasa sin pena ni gloria… Es difícil hacer oposición cuando el Cabildo está parado.

1 Comentarios

Espero que los nuevos timoneles puedan recurperar (otra cosa es que ella quiera) a Ana Padilla, una mujer sensata y buena persona que huyó horrorizada del PP que se montó Agueda. Soria era el arbol que daba sombra a Agueda....talado el arbol Agueda se achicharra y le acompañan en el trance los últimos en llegar al PP traidos por el Marqués, los extrosquistas, ex leninistas, ex UCD, ex isloteñistas Carlos Figueroa y Jose Medina y primeros en darle la espalda y arrimarse a Agueda cuando Soria la usó para suplantar al Marqués....

Añadir nuevo comentario