ANÁLISIS

Las claves del futuro del PP de Fuerteventura

Carlos Figueroa y Águeda Montelongo, en su última rueda de prensa como presidenta del PP. A la derecha, comparecencia de miembros del sector crítico, que reclamaron una gestora.
M. Riveiro 1 COMENTARIOS 13/04/2017 - 11:03

Hace ahora una década, el Partido Popular de Fuerteventura se dividió entre los partidarios de Domingo González Arroyo y un sector crítico cuya cabeza visible era Águeda Montelongo, que contaba con el respaldo del entonces todopoderoso José Manuel Soria. Luego llegaría la retirada de apoyo al ‘Marqués de las dunas’ de una veintena de cargos públicos, el nombramiento de una gestora y, finalmente, la expulsión de González Arroyo en 2009.

Desde aquel momento, el partido ha estado liderado por Montelongo. Su caída se ha ido madurando en los últimos meses y se ha acelerado tras la ascensión de Asier Antona a la presidencia del PP de Canarias. La siguiente etapa en el PP majorero tiene fecha de inicio: el 17-J. En apenas dos meses el congreso marcará el futuro de la formación política en la Isla. Éstas son las claves:

EL AVISO. La rebelión de tres de los concejales de Puerto del Rosario, a finales de enero, para apartar del puesto de portavoz a Carlos Figueroa, la ‘mano derecha’ de Montelongo, fue el primer aviso de la debilidad de la expresidenta insular. Un año antes había sido la dirección insular del PP la que había relegado de la portavocía a la candidata, Jessica de León, hoy en el comité de dirección regional de Asier Antona.

Llegaron entonces los primeros dardos públicos contra Montelongo, que se sumaban a los de Domingo Pérez, presidente del comité local de Pájara, a quien expedientó Montelongo el año pasado. Ahora Domingo Pérez está en el Comité Ejecutivo Regional que ha apartado a Águeda Montelongo de la presidencia y designado una gestora en el PP de Fuerteventura.

La caída de Águeda Montelongo en apenas un par de meses, el respaldo del presidente regional al sector crítico y la lucha que se avecina para el próximo congreso marcan el futuro inmediato del PP en la Isla

LA APUESTA. Águeda Montelongo y su hasta hace poco homóloga en Lanzarote, Astrid Pérez, apostaron sin tapujos por Cristina Tavío para presidir el Partido Popular de Canarias, en situación de interinidad tras la dimisión de Soria forzado por el escándalo de los Papeles de Panamá. Tavío sólo ganó en Lanzarote, pero a diferencia de Montelongo, la presidenta del PP lanzaroteño no tiene sector crítico y no tuvo inconveniente en mostrar su posterior respaldo a Antona, convocar el congreso insular para mayo y anunciar su candidatura, la única que se presentó.

En cambio, Águeda Montelongo vio cómo Antona colocaba a sus críticos en los órganos regionales del PP: los citados Domingo Pérez y Jessica de León, pero también a Peña Armas, nueva portavoz en Puerto del Rosario, o Esther Hernández, portavoz en Tuineje. La caída en desgracia de la presidenta del PP majorero durante los últimos ocho años era cuestión de tiempo.

EL DETONANTE. La expulsión de un centenar de afiliados del Partido Popular enfrentó de forma definitiva a los dos sectores del partido. De los piques en las redes sociales se pasó a las comparecencias públicas. Once de los dieciséis cargos públicos piden la dimisión de Montelongo, la acusan de hacer una “criba” entre los militantes y de echar a afines al sector crítico y a Asier Antona. También reclaman el nombramiento de una gestora que garantice la “transparencia” del congreso insular.

En su última aparición pública como presidenta del PP de Fuerteventura, Montelongo insiste en la validez de las expulsiones –que el comité nacional de derechos y garantías deja sin efecto el mismo día-, y sugiere que hubo personas afiliadas al Partido Popular y vinculadas a otras fuerzas que se “activaron” antes del último congreso regional, dando a entender que votaron por Antona.

El PP de Fuerteventura se fracturó hace una década. Desde 2009 el liderazgo ha sido de Montelongo. La siguiente etapa del PP tiene fecha de inicio: el 17-J. En apenas dos meses el congreso marcará el futuro de la formación

En un órdago al nuevo presidente regional, dice que “no se puede pervertir” el funcionamiento del partido con el nombramiento de una gestora. En apenas tres días, la dirección del PP de Canarias suspende los órganos del partido en la Isla, designa la gestora y fija la fecha del congreso.

LA INCÓGNITA. Unas 76 horas antes de dejar de ser la presidenta del PP de Fuerteventura, Águeda Montelongo abrió la puerta a volver a presentarse a la reelección si contaba con el respaldo de los afiliados. Enfrentada a Asier Antona y a la mayoría de cargos públicos, entre ellos el senador Claudio Gutiérrez o la diputada Celia Alberto, y despojada del control del partido, la situación política de Montelongo se antoja más que complicada.

Enfrente, Montelongo tiene un sector decidido a dar un golpe de timón en el PP majorero, que se ha cohesionado en los últimos meses, más activo públicamente, tanto con cargos públicos como con militantes destacados como el exdiputado Fernando Enseñat, otro de los damnificados de Montelongo. La incógnita sobre el rumbo que toma el partido se despejará el 17 de junio.

1 Comentarios

Este partido es un sucursal deGeniva 13 , donde reina Alí el barbas y sus más de 40 Ladrones. Investiguen la financiación d e esta franquicia en Fuerteventura

Añadir nuevo comentario